Hay que cerrar la Copa del Rey y brindar una convincente victoria a la afición

La visita de la U. E. Cornellá en horario unificado (domingo, 18:00 horas) cerrará la temporada liguera en La Almozara y debe servir para asegurar matemáticamente el puesto de Copa del Rey, ya que los últimos resultados han posibilitado una carambola poco probable, pero estadísticamente posible de perder la plaza. Esta probabilidad solamente se daría en caso de que los nuestros perdieran los dos encuentros que les quedan y que Olot y S. D. Ejea ganasen los dos que les restan, así que mejor no tentar a la suerte dejándolo para última hora. Además, los arlequinados tienen una deuda de honor con la afición, a la que han ofrecido pocas alegrías en la presente temporada que está a punto de agonizar. La empresa no será fácil, porque se enfrentarán a un rival que está peleando por ser cuarto y disputar así el “playoff”, aunque últimamente ha perdido algo de la fortaleza de la que ha hecho gala la mayor parte de la campaña.

El equipo barcelonés está quinto con 55 puntos, uno por detrás del filial espanyolista y con el golaverage perdido, ya que la semana pasada perdieron 0-2 contra los blanquiazules. Por ello, ahora están a expensas de lo que hagan los “periquitos”, que reciben a Levante y viajan a Paterna. Mientras, nuestro rival del domingo concluye la liga en casa con el C. D. Teruel. No está en buena racha, ya que suma, excluidos los puntos del Ontinyent, siete jornadas sin ganar si bien es cierto que tres de ellas han sido contra rivales de playoff y cinco han sido empates, tres de ellos sin goles.

Como visitantes, han logrado 22 puntos, empatando 10 de los 18 encuentros, repartiéndose los ocho restantes por igual en victorias y derrotas. Fuera de casa son el conjunto menos goleado de la categoría, igualados con Hércules y Olot. Y, en global el tercero, por detrás de los dos citados. Una posición que arrebataron a los nuestros tras la abultada derrota “arlequinada” en Teruel. Por ello, es de esperar que, al menos de salida, se vea un rival muy correoso y sólido defensivamente. Luego, dependiendo de cómo se desarrolle la jornada, se podrían ver obligados a correr más riesgos. En cuanto a altas y bajas invernales, pese a que la primera vuelta la cerraron con 32 puntos, los de Xavier Calm ficharon a Carlos Gilbert, Xiker y Uche Derima, para sustituir a lo que causaron baja: Juan Fdez, Lei Lei e Ignasi Villarrasa, que repescó el Barcelona “B”. Para este partido serán baja los sancionados Román Tugarinov (defensa central), David Goldar (defensa) y el centrocampista Agus Medina.

UNA REACCIÓN NECESARIA. Por su parte, el Club Deportivo Ebro debe reaccionar tras dos semanas decepcionantes. Ya avisó el técnico Manolo González hace unos días, cuando los nuestros apuraban opciones de lograr la machada del “playoff”, que advertía relajación en una parte de la plantilla. Y los hechos le han acabado dando la razón, a pesar de sus intentos por evitarlo. Una temporada histórica, tanto por la gran remontada en Liga como por la estupenda Copa del Rey realizada, no debe terminar con el equipo aflojando el ritmo y dejándose ir, por lo que hay que hacer tabla rasa y recuperar el tono que les ha llevado a sumar a estas alturas, siete puntos más en la segunda vuelta que en la primera. Además, aún en el caso de que los nuestros no se jugasen nada, cuando un equipo se ve implicado de forma indirecta en luchas que no son la suyas, lo mínimo que debe pedírsele es que compita con profesionalidad y dignidad. Pero la cuestión es que el Club Deportivo Ebro se está jugando su participación en la Copa del Rey de la próxima temporada, y también es hora de dar una alegría a la afición.

El colegiado de la contienda será Garcés Bargada, pamplonica, que pese a ser debutante ya ha pasado por La Almozara, si bien el partido no es de buen recuerdo, pues fue la derrota 1-3 ante el Sabadell. Lleva dirigidos 12 encuentros pero no tiene miedo a echarle mano al bolsillo, ya que tiene un un promedio que roza las siete tarjetas amarillas por partido.

Comentarios