Hacerse fuertes en La Almozara es el objetivo para la segunda vuelta

El Club Deportivo Ebro, tras escaparse el triunfo ante el Levante en el tramo final de encuentro, reciben al Valencia Mestalla (domingo, 12:00 horas) con la obligación de ganar a un rival directo, ya que los chés se encuentran un punto por debajo y ocupando posición de promoción. Pese a todo, no será un encuentro fácil, ya que los valencianistas son un rival fuerte lejos de la Ciudad Deportiva de Paterna y han conseguido a domicilio trece de sus veinte puntos.

Nuestro próximo rival llega tras imponerse a domicilio al Espanyol B (1-3), rompiendo una racha de tres meses sin ganar. Pese a este dato, los de Miguel Grau no pierden lejos de Paterna desde el tres de noviembre, cuando cayeron ante la S. D. Ejea (3-1). Su problema son los encuentros como local y, de hecho, es el peor equipo de la categoría en casa. Desgraciadamente, el único enfrentamiento que han resuelto con tres puntos a favor en Paterna fue en la primera jornada ante los nuestros (2-0), por lo que recuperar el golaverage puede ser muy interesante en caso de llevar el partido encarrilado. Un último dato, que puede dar idea de que el partido no será coser y cantar, es el hecho de que los valencianos son un equipo que recibe muchas tarjetas amarillas.

A LA ESPERA DE LEE y RACIC. Sus valores más destacados son Kangin Lee y Racic, ambos conocidos por los nuestros ya que disputaron el partido de Copa del Rey frente a nuestro equipo, jugando el primero de ellos como titular en ambos encuentros y el segundo en el partido de vuelta en Mestalla. Sin embargo, su presencia estará condicionada a la convocatoria del primer equipo. En la delantera, el máximo artillero es Fran Navarro (7 goles) seguido de Merentiel  con cuatro. El equipo ché está buscando refuerzos en el mercado invernal.

MEJORAR CON UNA VICTORIA LA RACHA EN CASA. El Club Deportivo Ebro espera comenzar la segunda vuelta con una victoria que sería muy importante, tanto en el plano moral como en el clasificatorio. En La Almozara, nuestro equipo encadena cuatro partidos consecutivos sin conocer la derrota, con dos triunfos y dos empates. Decantar la balanza con una victoria más supondría dejar un poco más lejos a un rival directo y subir varios puestos en la clasificación. Los de Manolo González están cada día más asentados cuando juegan en casa y solo falta tener un poco más de acierto y fortuna en el remate final. La clasificación está todavía muy apretada, por lo que es el momento ideal para mostrarse firme y abrir hueco antes de que las diferencias se agranden, de forma que la lucha sea por mejorar en la zona tranquila y no por evitar el descenso.

El colegiado será el catalán Josep Subirats Matamoros, que cumple su cuarta temporada en la categoría de bronce. Ha dirigido en tres ocasiones a nuestro equipo, uno por temporada, en la victoria ante la Real Sociedad B (1-0) en la 15-16, con derrota en casa ante el At. Levante (0-1) en la 16-17 y con triunfo ante el Hércules (1-0) la campaña pasada.

Comentarios