El C. D. Ebro buscará la tercera victoria liguera en la isla de Formentera

La octava jornada de Liga nos lleva hasta la isla de Formentera, donde nos espera un conjunto que se ha estrenado esta temporada en Segunda División B. Un equipo, la Sociedad Deportiva Formentera, que está teniendo unos últimos años espectaculares, pues su primera participación en categoría nacional fue en la campaña 2.012/2.013 (Tercera División. En esa temporada, finalizó en tercera posición y jugó el playoff de ascenso, cayendo en primera eliminatoria ante el Cayón. En la siguiente, finalizó como subcampeón, pasando las dos primeras rondas de playoff al superar al Villarrobledo y a la Montañesa, perdiendo el ascenso en la eliminatoria decisiva frente al Eldense.

En la 2.014/2.015 quedó campeón de Tercera División, cediendo en el playoff ante la Peña Sport. En la repesca, cayó en primera ronda ante el Sanluqueño. En Copa del Rey, superó al Alcoyano, siendo eliminado en la segunda por el Barakaldo. En la siguiente temporada acabó segundo clasificado, siendo superado en la fase de ascenso por el Mar Menor. La temporada pasada, con el aragonés Tito García Sanjuán en el banquillo, fue la explosión del conjunto balear. Finalizó la Liga como campeón, y en el playoff se impuso al Alavés B, logrando así el ascenso a la categoría de bronce del fútbol español. Además, realizó un magnífico papel en la Copa del Rey, ganando las tres primeras rondas y cayendo finalmente, en dieciseisavos de final, ante el Sevilla.

BUEN INICIO DEL DEBUTANTE. No pudo comenzar mejor la competición, pues en la primera jornada se impuso a domicilio a la Peña Deportiva (0-1). Está clasificado justo por detrás de nuestro equipo, igualados a ocho puntos. Se está mostrando más peligroso fuera de casa que en su propio feudo, pues a domicilio ha ganado también en Llagostera y empatado en Sagunto. Solo ha cedido una derrota, frente al Cornellá (4-1). Su “talón de Aquiles” lo tiene en su propio campo, donde todavía no ha sido capaz de ganar. Ha cedido los tres puntos ante el Atlético Baleares (0-2) y Ontinyent (1-2), empatando sin goles ante el Alcoyano. Lleva los mismos tantos en contra que el C. D. Ebro (8), pero suma uno menos a favor. La Copa del Rey parece ser su especialidad, pues se impuso al Tarazona en la tanda de penaltis y al Logroñés, en el último instante de la prórroga.

EL C. D. EBRO VIAJA CON ILUSIÓN. En un desplazamiento complicado, donde la expedición se desplazará en autobús, avión y ferry para llegar a la isla, las ganas y la ilusión por conseguir la segunda victoria a domicilio son máximas. El equipo se va superando día a día y sus prestaciones van aumentando conforme pasan las jornadas. Los dos excelentes partidos realizados ante conjuntos tan potentes como Hércules y Villarreal, deben de tener continuidad el próximo domingo. Los tres puntos nos darán una extraordinaria moral para subir puestos en la tabla y poner tierra de por medio con las arenas movedizas que suponen las últimas posiciones de la clasificación.

El partido se jugará en el Municipal D’Esports, un campo de césped artificial y con unas medidas muy similares a La Almozara. Dirigirá el partido el colegiado catalán Carlos Calderiña Pavón.

Comentarios